Home Singapur SINGAPUR, EL LUGAR MENOS ASIÁTICO DE ASIA

SINGAPUR, EL LUGAR MENOS ASIÁTICO DE ASIA

0
Si te ha gustado, compártelo:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Como explicar un lugar tan sorprendente como Singapur, porque ciertamente esta ciudad-estado es lo menos parecido a Asia que puedas encontrar.

De hecho lo más asiático de esta ciudad lo encontramos en los barrios de China Town y Little India. Ambos barrios son de los más antiguos de la ciudad y fueron creados por los inmigrantes chinos e indios que llegaron a Singapur a principios del siglo 19. Como estáis viendo los edificios son de baja altura y las calles son pequeñas réplicas de lo mejor de cada país. Hoy en día siguen acogiendo a las comunidades inmigrantes originarias y en ambos barrios se pueden contemplar numerosos templos budistas e hinduístas.

Vamos a tomar el metro para acercarnos a la zona moderna de la ciudad y precisamente el metro es un buen lugar para mostrar la fama que tiene esta ciudad-estado de orden, limpieza y disciplina. ¿Veis estos dos accesos de la entrada? Pues bien, un carril es para la gente que entra en el metro y el otro para los que salen. Todo bien ordenado, y efectivamente, si miráis al suelo, no verás ni un papel, está todo inmaculado. Así es Singapur, sin duda el lugar menos asiático de Asia.

El lujo y los rascacielos son la imagen que todos tenemos en la cabeza cuando nos mencionan este lugar. Singapur tiene una de las rentas per-cápita más altas del mundo, conseguido gracias a la fortaleza de una economía totalmente liberalizada. El puerto de Singapur es el que maneja el mayor volumen de carga del mundo y sus políticas económicas son tan acogedoras que las grandes multinacionales se han instalado aquí trayendo consigo a una numerosa población de expatriados.

Sí, esta criatura imaginaria con cabeza de león y cuerpo de pez llamada Merlion es el gran icono de la ciudad. Por mucho que busquéis, no hay nada en Singapur capaz de hacer sombra a esta escultura, la cual concentra cada día a cualquier hora hordas de turistas persiguiendo todos la misma foto.

Si hay algo capaz de robar protagonismo a Melion es el Marina Bay Sands. Este hotel de superlujo es famoso entre otras cosas por albergar en su parte superior la infinity pool más famosa del mundo y es sin duda el mejor mirador para contemplar Singapur.

Empieza a atardecer y aprovechando que mucha gente tiene que irse al aeropuerto a tomar su vuelo de enlace, me dirijo a otro de los grandes iconos de la ciudad Los Jardines de la Bahía. Las 100 hectáreas de este futurista parque se construyó sobre tierras ganadas al mar y tan compleja obra de pavimentación, drenaje y abono del terreno marítimo tuvo un coste de más de 1000 millones de dólares, que para Singapur no es más que calderilla.

Su inauguración oficial fue en el año 2012 y desde el primer día el éxito de este parque fue tan grande que hay prevista una ampliación. Y es precisamente en los Jardines de la Bahía donde despido este vídeo disfrutando de los espectáculos de luz y sonido que cada día ofrecen de forma gratuita a sus visitantes la deslumbrante ciudad-estado de Singapur.

Si te ha gustado, compártelo:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someonePrint this page
tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *